Debates en el Castillo: Javier Molano vs Meghan Haydock
En esta tercera entrega, Javier Molano y Meghan Haydock discuten sobre las ventajas y peligros que conlleva la enseñanza de las Artes Oscuras en Hogwarts. ¡Esperamos que disfrutéis de este magnífico duelo!

- De : Emma Haller

T_TULO.png

Emma Haller

Año 6, Semana 6.

 

«Las artes oscuras son numerosas, variadas, cambiantes e ilimitadas. Combatirlas es como luchar contra un monstruo de muchas cabezas al que cada vez que se le corta una, le nace otra aún más feroz e inteligente que la anterior. Están combatiendo algo versátil, mudable e indestructible.», Severus Snape durante una de sus clases de Defensa Contra las Artes Oscuras en 1966.

Empieza una nueva semana, y como cada lunes, aquí os traigo una nueva entrega de esta sección. Agradezco vuestra participación, y vuestras ganas de colaborar que no hacen más que aumentar. Es un placer llevar este espacio, y poder ser mediadora en vuestros debates, que no dejan nunca de sorprenderme.

En esta ocasión, dos alumnos de primero que no se diga que los jóvenes no sabemos debatir discuten sobre las Artes Oscuras y su enseñanza en el castillo. ¡Poneos cómodos, y agarrad vuestro bol de palomitas, que aquí llega un nuevo debate!

Defensa Contra las Artes Oscuras es una asignatura que enseña hechizos y técnicas para defenderse de las Artes Oscuras y las criaturas de este tipo. Se enseña desde el primer año al quinto en Hogwarts, con la opción de un curso EXTASIS en los años sexto y séptimo. Esta clase es una de las que tiene el debate más polémico a su alrededor. Por un lado, es de las que más gustan a los alumnos, ya que consideran que les prepara para eventos reales, y eso les fascina. Por otro, es muy criticada por enseñar maldiciones y hechizos que pueden ser letales. Hoy estamos aquí, con Javier y Meghan sobre nuestros sillones, para debatir sobre esta doble cara de la asignatura. Antes de empezar, me gustaría pediros a los dos que os presentárais ante nuestros lectores. Adelante.

Meghan: Yo soy Meghan Haydock, tengo 11 años, estoy en el primer curso y mi casa es Gryffindor. Es un honor que me haya elegido para debatir junto a Javier, señorita Haller.

Javier: Mi nombre es Javier Molano, 11 años y pertenezco a la casa Slytherin, primer curso. Para mí también es un honor poder hacer este debate con Meghan, una gran maga.

Bien, chicos. Veo que tenéis muchas ganas de comenzar a debatir, así que, basta de presentaciones, ¡que comience el debate! Meghan, ¿qué opinas tú sobre la asignatura de DCAO y lo que ésta enseña? ¿Eres de los que la adoran, o más bien crees que no debería ser enseñada? Justifica tu respuesta.

Meghan: Yo creo que la Defensa Contra las Artes Oscuras debería ser enseñada. Por la sencilla razón de hay que saber defenderse de ellas, claro está. Pero lo que no debería ser enseñado son las Maldiciones Imperdonables, porque corremos el riesgo de que alumnos jóvenes las usen sin control en momentos de rabia, o de que crezca la posibilidad de que nos veamos en el mundo mágico rodeados de más magos tenebrosos. Aunque tengamos unos aurores excelentes siempre habrá víctimas.

DCAO comprende las Maldiciones Imperdonables en su temario porque son útiles para enfrentarnos a peligros reales, aunque como bien ha dicho Meghan, quizás no sean necesarias y todo lo que causan sean problemas. Javier, ¿crees, como Meghan, que no se deberían enseñar, o, por el contrario, opinas que son necesarias dentro del plan de estudios?

Javier: Bien, opino lo mismo que Meghan con respecto a las DCAO: son necesarias para saber defendernos ahí fuera, pero difiero levemente en un aspecto. Las Maldiciones Imperdonables fueron creadas hace siglos por magos oscuros, y en la guerra contra los mortífagos. Si no se hubieran llegado a permitir únicamente a los aurores, puede que la guerra hubiera acabado de diferente forma. Estaría de acuerdo en que se enseñase solo a un selecto grupo de alumnos que hayan sido entrenados, y que conozcan las consecuencia del poder que se les va a conceder, y cómo y cuándo utilizarlo.

Meghan: Javier, aunque el tuyo es un buen argumento, debo contradecirte. Estamos hablando de Maldiciones Imperdonables que, como indica su nombre, son imperdonables. Usarlas puede ser un billete directo a Azkaban, porque hablamos de torturar y matar. Ahora no estamos en tiempos de guerra, ya casi no hay mortifagos. Estaría bien que se entrenase a un grupo selecto de alumnos, para ocasiones especiales. Pero, en mi opinión, éstos deberían ser mucho más maduros y responsables que el resto.

Javier: Bueno, parto de la base de que uno acaba cosechando lo que siembra, si uno va lanzando Avadas Kedavras por ahí, algún día se topará con alguien que se lo devuelva. Al fin y al cabo, es preferible que se muera él, por muy duro que suene, a que muera alguien inocente. Ojo, no digo que se usen a diestro y siniestro, se debería establecer un control de las tres. Por ejemplo, para usarlas se debería de conseguir una orden impartida por el ministro del ministerio, al menos las dos primeras. Y la última, la maldición letal, debería poder usarse en contadísimas ocasiones como mecanismo de defensa. Y respondiendo a tu afirmación, es cierto que apenas hay mortífagos, pero hace años todos negaron el hecho de que Voldemort había vuelto, y volvió. Cuando quisieron reaccionar, ya era tarde. Nunca se sabe lo que hay ahí fuera, nunca se sabe qué fuerzas oscuras conspiran para derrocar el buen hacer de los magos, y creo que hay que estar preparados para cualquier acontecimiento.

Veo que os interesa mucho el tema de las Maldiciones Imperdonables, interesante. Meghan, entonces, ¿tú concibes la asignatura sin hechizos y maldiciones que puedan ser letales o perjudiciales para los demás? ¿Crees que sin ellos podríamos aprender de la misma forma a defendernos contra las Artes Oscuras? Al fin y al cabo, en DCAO aprendemos Artes Oscuras para saber contra qué nos enfrentamos, y cómo enfrentarlo.

Meghan: Creo que debemos saber lo que son las Artes Oscuras y los peligros que conllevan, pero no como se usan.Y no hablo solo en Hogwarts, también en otros colegios. Aunque eso tampoco quita que los que ya saben sobre las Artes Oscuras y cómo usarlas no se lo digan a sus herederos o conocidos. Hay personas de todo tipo, y muchos lugares rodeados de magia oscura, que puede traer consigo consecuencias catastróficas. No creo que las artes oscuras deban ser enseñadas a niños de 11 años o más. Quizás en la mayoría de edad sería un buen momento para que los magos comenzasen a aprender acerca de las Artes Oscuras, pero solo en casos especiales.

Javier, ¿qué piensas tú de todo eso? ¿consideras que el temario de DCAO necesita unas reformas, como dice Megan? ¿crees también que debería enseñarse cuando los alumnos sean más mayores?

Javier: Mi opinión no varía parece que alguien no va a dejarse convencer con facilidad, sigo estando en desacuerdo contigo en algunos puntos. Que niños de once años sepan torturar una persona me parece excesivo, pero yo sí les permitiría conocer las DCAO, y, en cursos superiores, enseñárselas. Incluso como casos excepcionales para aquellos que quieran ser Aurores, enseñarles las Maldiciones Imperdonables, que aunque hoy día casi no sean necesarias... más vale prevenir, que curar.

Meghan: En esa perspectiva tienes razón, Javi. Pero nunca sabes con qué tipo de gente te puedes encontrar. Piensa por un momento en aquellos padres que quieren que su hijo esté a salvo, y sabiendo defenderse. Nunca se sabe si esas maldiciones van a ser usadas para el bien o para el mal.

Javier: Cierto, nunca sabes con quién vas a dar. El buen uso de esas maldiciones está, al fin y al cabo, en el alumno, pero no por ello se debe de abandonar un sistema y unos recursos que son realmente buenos para defenderse. Son peligrosos, sí, pero en algunas ocasiones necesarios. Es cierto que algún alumno se puede desviar, pero si eso ocurre mejor que los que se enfrenten a él estén en las mismas condiciones, y sepan defenderse adecuadamente. Es preferible a que, llegado el caso, los “buenos” carezcan de los medios necesarios para escapar de una amenaza mortal.

Meghan: No cabe duda. Lo que dices es correcto, pero puede llegar un momento en el que por ejemplo un Auror que busca venganza, deje de ser Auror, y se dedique a usar esas Maldiciones Imperdonables con fines malvados.

Javier: Para eso están los otros Aurores, para detenerle. Ahora piensa en esto: se prohíben las maldiciones, ese hombre va matando por ahí a gente inocente. Y mientras tanto, se siguen perdiendo vidas inocentes por la incompetencia de la gente a cargo de la seguridad del mundo mágico, que no encuentra ni los recursos, ni la forma de pararlo. Yo siendo Auror me sentiría más seguro si tuviera un conocimiento más profundo de las DCAO. Eso me permitiría realizar mi trabajo con mayor efectividad y con menor riesgo.

Meghan: He dicho que apruebo las DCAO, pero no las Artes Oscuras. Creo que únicamente son convenientes cuando el alumno es más mayor, o cuando su trabajo requiere de ese conocimiento. A mí me encantaría ser Auror, y sí, yo también me sentiría más segura sabiendo cómo defenderme, los peligros acechan en todo momento. 

Javier: Pues entonces Meghan creo que hemos llegado a una conclusión. Las Artes Oscuras no son buenas, si se abusa de ellas. Todo tiene un equilibrio, y es innegable que en algunas ocasiones pueden llegar a ser realmente útiles para defenderse y defender a los tuyos. Coincidimos en que las Maldiciones Imperdonables deberían de enseñarse cuando el alumno ya tenga una edad y nivel determinados, y si la profesión que elige lo requiere. Como bien dices, los peligros están a la vuelta de la esquina, y hay que estar preparado.

Meghan: Coincido. Hemos llegado a un acuerdo. Un placer haber debatido contigo, Javier.

Javier: Sí, me ha encantado hablar contigo sobre las DCAO, algo que nos encanta a los dos. Ha sido un verdadero placer, señorita Meghan.

¡Muy bien chicos! No ha hecho falta ni que participase en esta última parte, solos, habéis sabido conducir el debate, y lo habéis dado todo por convencer a vuestro contrincante. ¡Lo habéis hecho de maravilla, de verdad! Mis más sinceras felicitaciones a ambos. Al final, como véis, no ha habido ni ganador ni perdedor. Eso también es algo bonito de los debates. Espero que los dos hayáis disfrutado de mis cómodos sillones y de este estupendo rato debatiendo. ¡Un placer, señoritos!

Un debate corto, pero intenso. Esta vez, mis pequeños pero matones participantes no se lo han puesto para nada fácil el uno al otro. A vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Con cuál de las opiniones coincidís más? 

Recordad aquellos más despistados que podéis participar en un debate y aparecer en la columna siguiendo las indicaciones que se explican en el artículo de presentación:

https://worldofpotter.es/blog/b49980d5-a625-4295-8efd-8b888e98445b/debates-en-el-castillo-presentacion

Una vez más, ¡gracias por vuestra atención! Nos vemos el próximo lunes con más duelos de palabras.

 

Necesitas iniciar sesión para comentar.
Joseph Snape

Joseph Snape Que bueno tener a alguien como tu en nuestro equipo del SoMe Emma, es super interesante y entretenido cada debate que haces y felicito también a los participantes que lo hicieron de maravilla.

Meghan Haydock

Meghan Haydock Un gran debate,me alegro de que contaron conmigo para el

Wasp Salander

Wasp Salander Como siempre esta columna no deja de entusiasmarme. Gran trabajo todos!

Idranhiel Lovegood

Idranhiel Lovegood Orgullo de jefa y de que en esta escuela haya alumnos con las ideas tan claras. Felicidades a los tres, queridos ❤

Olivia Darknight

Olivia Darknight muy bueno ^^ genial los dos y la entrevistadora!

Michael Blake

Michael Blake ¡Espectaculares los dos!

Dacre Ryen

Dacre Ryen Cómo me gusta esta columna. De nuevo un gran debate.

Ro Malfoy

Ro Malfoy ¡Muy bien mis chicos! Me a encantado.❤

Gellert Lestrange

Gellert Lestrange Buenos chicos! ;) Me ha gustado el debate!

Lugar de encuentro para Potterheads

Entra a formar parte del universo de Harry Potter más divertido y conoce a muchas personas interesantes y divertidas que comparten los mismos intereses que tú. ¡Te recibiremos con los brazos abiertos!

Unirse aquí

Permanecer informado