Colegio de Magia y Hechicería VS Instituto Muggle
Bueno, bueno, queridos lectores, aquí estoy de nuevo con un artículo que hace más que evidentes las ENORMES DIFERENCIAS entre el Mundo Mágico y el mundo muggle. ¡No me extraña que todos los muggles quieran venir a Hogwarts! Adelante, mentes curiosas.

- De : Myrna Black

UJwXD7P.png

Cómo todos sabéis queridos compañeros, empezar un nuevo curso, requiere de una gran preparación. Sobre todo, si es el primero de una nueva etapa.

Vamos a ver un poco de lo que se necesita, si estudia o se vive en los dos mundos que a nosotros nos conciernen.

 

Véase: Hogwarts, la Escuela de Magia y Hechicería para todos los magos y brujas, nacidos de padres y madres también magos y brujas; y también para magos y brujas nacidos de muggles, ya que todos tienen cabida en Hogwarts, situada en el mundo mágico. Y véase también para los jóvenes muggles, que no tienen la suerte de ser magos o brujas, el Instituto de Secundaria; en el cual empiezan también, más o menos a los once o doce años, una nueva etapa escolar.

 

Ésta sería una imagen de nuestra querida escuela Hogwarts:

 

                                  

 

Y ésta sería una imágene de un pasillo de un instituto muggle:

 

                                  

 

Veamos pues unas pequeñas diferencias entre lo que pasa en uno y en otro:

 

Por ejemplo, cuando nos preparamos para entrar aquí, a Hogwarts, nuestra querida escuela, debemos tener una serie de materiales, entre los que encontramos: varitas, lechuzas u otras criaturas fantásticas como mascotas, libros mágicos, túnica reglamentaria y otros objetos mágicos. Los cuales son comprados COMO TODOS YA SABEMOS, en el Callejon Diagon.


                        

 

Un lugar GENIAL, ¿no es cierto?

 

Pues bien, los niños maggles también hacen sus compras par el nuevo año escolar: compran camisetas y pantalones de colores escandalosos, mochilas de dibujos extraños y, aunque también compren libros, compran todo esto en un lugar que ellos llaman Centro Comercial. Os lo muestro:

 

                                             

 

En fin, SIN COMENTARIOS.

 

Después el primer día en Hogwarts, se recibe a los alumnos con una gran fiesta, con nuestro querido sombrero Seleccionador, que te busca tu hueco en tu casa perfecta y esto te ayuda a hacer amigos.

 

                      

 

Y en el Instituto muggle, a duras penas hablas con nadie los primeros días, quizá con algún conserje malhumorado que te recuerda que nunca encajarás allí y con un medidor de stress que está al rojo vivo:

 

                                        

 

Y después están los alumnos interesadísimos en aprender de Hogwarts, como nuestra querida y recordada Hermione:

 

                                   

 

Y los alumnos muggles que se aburren desesperadamente:

 

                                         

 

Aunque en Hogwarts también hay alumnos que se aburren en las clases, sin ninguna duda.

 

Lo que está claro es que no es lo mismo estudiar a un Hipogrifo en la clase de Criaturas Mágicas, incluso volar sobre uno, aprender un nuevo hechizo o poción, o quizá la Historia de la Magia…

 

                       

 

Que otras asignaturas como las que pueden estudiar los alumnos muggles: lengua, filosofía, geografía…

 

                                

 

Y, por último, pero para mi la más significativa de las diferencias es la comida. La comida en Hogwarts es una de las mejores partes del día, un gran festín para los ojos, los sentidos, el gusto y el olfato...

 

                                       

 

Y ésta sería una imagen de lo que se sirve en la mayoría de comedores de las Escuelas muggles:

 

                                   

 

VAMOS QUE LAS DIFERENCIAS SON BASTANTE OBVIAS.

 

Pero tengo que decir que la educación tanto en un mundo como en otro, son de vital importancia, para que todos los niños, magos o no, estén preparados para lo que les depare la vida.

 

Sin más, QUE HOY YA ME HE PASADO DE LARGO, me despido hasta la próxima.

 

Abrazos para todos, queridos lectores.

 

 

 

 

Necesitas iniciar sesión para comentar.
Pedro Cabrero

Pedro Cabrero Es una suerte ser mago.

Lucy Grey

Lucy Grey No hay comparacion jajaja

Steven William

Steven William Deberíamos fabricar medidores de stress. No servirían para nada especial, pero deberíamos fabricarlos.

Maria Uzumaki

Maria Uzumaki ¡Muy buen articulo Myrna! ^^

Lilith Aureus

Lilith Aureus Qué deprimentes las bandejas del comedor, lo que hay dentro no parece comestible. Dan ganas de llorar y maldecir por no recibir la carta de Hogwarts.

Pedro Valenciano

Pedro Valenciano Está muy bien.

Lugar de encuentro para Potterheads

Entra a formar parte del universo de Harry Potter más divertido y conoce a muchas personas interesantes y divertidas que comparten los mismos intereses que tú. ¡Te recibiremos con los brazos abiertos!

Unirse aquí

Permanecer informado